Lo que debes saber -Taoísmo Un Trabajo Con Energía Y Una Vida Con Principios-

Lo que debes saber -Taoísmo Un Trabajo Con Energía Y Una Vida Con Principios-

taoism

El Taoísmo que practicamos en el linaje Tin Yat Dragon no es sólo la práctica del Taoísmo, sino va más allá, por eso lo llamamos Taoísmo y más allá al ser una práctica más completa. Las técnicas que practicamos y estudiamos parten de la teoría de Saam Law Sun Gung.

Detallaremos los significados del linaje y la técnica más adelante. Ahora responderemos a algunas de las preguntas que recibimos comúnmente como por ejemplo, qué es el taoísmo y su objetivo, si creemos en un Dios todo poderoso o diversos Dioses o si no creemos en uno y para qué sirven las estatuas, qué es la magia o práctica de la energía.

El Taoísmo posee diversas ramas y grupos que lo practican llamados sectas o grupos religiosos así como cualquier Religión posee distintas ramificaciones y diferencias. Como religiones que creen en Cristo y su texto bíblico como el Catolicismo, Cristianismo, Evangelismo, Protestantes, Mormones  o el Budismo con Majaiana, Theravada y Vashrainana o Islam con el Sunismo, Chiismo, Jariyismo y muchas otras. Todas ellas con grandes diferencias y con diferentes líderes los cuales, a su vez, tendrán diferentes perspectivas en el fondo de las creencias, aun tratándose de la misma religión, tornándose todas diferentes y llevando a que cada persona la practique más o menos según su naturaleza. Adicionalmente a ello, es de nuestra opinión que cada religión posee diferentes fines y, si bien todos cultivan para un buen futuro, los fines tienen, sin lugar a dudas, diferencias en cuanto a dónde se irá después de la muerte, cómo se cultiva, qué principios se tienen en vida y cuales deben seguirse y qué teorías creen y por qué razones. Así, no son compatibles unas con otras, aquello es una realidad que podemos comprobar cada día, aún posean similitudes, las cuales sirven para una convivencia lo más pacífica posible, pero no para compartir simultáneamente religiones.

¡Por ello, cada persona aún dentro de la misma religión y grupo, secta o rama puede ser completamente distinta a otra, quizás dos personas igualmente disciplinadas y religiosas, una de ellas termine siendo mucho más cerrada en su perspectiva y la otra mucho más abierta a escuchar otra perspectiva, esto es una realidad!

El Taoísmo que se practica en Tin Yat Dragon sostiene que la palabra TAO / DAO (en cantones DOE) no significa “el camino”, sino más bien es la esencia que entró en acción y creo un resultado, que empujó su producto a un mundo posterior, que causo que otro universo interactuara con esto, iniciando un universo en otro. También puede ser comprendido como el Jefe de una compañía que reunió a mucha gente como empleada para crear una compañía. Como el sol que es la fuerza que guía a todo el sistema solar. Sin el sol no habrían otros planetas alrededor ya que éste sirve como centro para los otros planetas los cuales giran a su alrededor. Como se puede notar, el Tao conduce y termina por ser muy importante al ser como un guía para un sistema.

Para el Taoísmo común, es sobre cultivar un lado espiritual en este mundo y entender que no sólo tenemos un cuerpo físico. Tenemos otros cuerpos como el cuerpo de energía espiritual local y el cuerpo de esencia espiritual local. Después tenemos el llamado Yuen Sun, que es la esencia espiritual del cuerpo planetario de nosotros mismos, que a su vez, termina siendo nuestro Tao. Nuestro Tao no es el sol, pues el sol es el Tao del sistema solar no de nosotros las personas. Ser un Taoísta significa estar de acuerdo con esta teoría y cultivar para que, aún en vida, uno pueda ser testigo del cultivo y la conexión con este planeta y poder regresar a el luego de la muerte, teniendo total control sobre a donde irá la energía de la cual estarás compuesto. Todas estas técnicas de desarrollo espiritual pueden ser percibidas con el cultivo, muchos dirán que son creencias, sin embargo, para un taoísta con fe en el linaje, le será posible percibir y entender aquello sin que sea sólo una creencia. Son extremadamente difíciles de descubrir cada uno por sí solo, por ello tener un maestro es crucial, como en cualquier cosa.

Aquella teoría pretender presentar lo que un Taoísta común estaría cultivando, en este linaje Tin Yat Dragon, se cultiva más aun llegando en la muerte, unir tanto las energías personales, nuestra alma, nuestra esencia planetaria y mucho más y dirigirlas a un mundo mucho más original y anterior que llamamos Dai Law Tin o el espacio del universo original.

Ahora bien, el significado de Dios para diversas culturas es sumamente distinto, muchos de ellos inclusive creen en la diversidad de los dioses, pero lo que lo hace aún más diferente es la connotación de cada Dios en las diversas culturas, siendo que las traducciones conllevan a error, ya que la persona relaciona la palabra Dios como en su espacio se entiende, generando un error en la identificación.

La  palabra Dios en chino es “Sun” y no se usa como un sustantivo en nuestro linaje. La palabra se usa mucho tanto en palabras, pedazos de papel cargados con algún tipo de energía también llamados “Fu” y corresponden únicamente a un verbo, un patrón sobre como la energía se comporta, una acción, y puede definirse como: “una parte anterior que pone su esencia y empuja para crear energía, empuja a través de la esencia en un universo posterior, que excede sus limitaciones energéticas creando poder o lo que llamamos Energíadios. No tiene ninguna relación con ninguna entidad súper humana, o ídolo o cualquier tipo de entidad extraña. Más aun, es un principio, un patrón, por ejemplo cuando una persona crea una pintura, ha utilizado el patrón Sun en alguna medida, debido a que teniendo esencia, la transformó en energía para luego crear algo externo a sí mismo.

En Tin Yat Dragon no rezamos o rendimos culto o adoración a ningún Dios sea este súper humano, de otro planeta, de otro tiempo o de cualquier tipo. Cuando usamos la palabra Sun traducida como Dios, por ejemplo en nuestro altar, es una palabra mágica o que significa un patrón, significando cómo la energía espiritual puesta en el altar puede luego servirnos para el cultivo o bien salir de un espacio y entrar a otro, explica una acción no un sustantivo. Pensamos que las energías tienen un modo de funcionar en la naturaleza de acuerdo a diversas teorías, todas ellas nos permiten entender estas energías en el universo y actuar en relación a ellas. Ver de esta manera el mundo, termina siendo muy completo y nos permite ubicarnos en una situación y entender que deseamos y en qué magnitud, mas no rendirnos a una y esperar que por cumplir una u otra condición estaremos bien, o lo contrario.

¿Para qué sirven las estatuas y si no creemos en dioses o un dios en específico qué son entonces? Como se explicó anteriormente, cada linaje tendrá sus propias explicaciones, sin embargo, Tin Yat Dragon no tiene relación con ningún otro linaje u organización y el trabajo con energía o magia que cada uno cultiva es exclusiva del mismo. Ahora bien, como mencionamos, al no creer en un dios o entidad singular o plural de ningún tipo, las estatuas sólo sirven para ayudar a relacionar los patrones y como la energía se desenvuelve, de manera que podamos interiorizarla a nuestra vida y entenderla mejor. Son sólo herramientas que nos ayudan a tener un objeto que represente algo para nosotros, como por ejemplo un abanico que nos permite comprender la fuerza del viento. Todo objeto finalmente está vacío hasta que se le brinda la connotación que se desea, más allá de su uso. Por ejemplo un lápiz puede servirnos para escribir, pero también como defensa personal, así como para usarla como “fijador” de otro objeto o para amarrar algo. De esta manera, si bien un objeto puede estar creado con un fin, cuando se trabaja con energía o también llamado “magia” nos sirve para representar una función dentro de algún cultivo/ceremonia y, sin duda, mientras más humana la relación mejor será el resultado. Por ejemplo, usar una pita para dirigir nuestra intención a algún lugar, será poco útil pues no logra una dirección ni tiene rigidez hacia un sentido.

Así, las estatuas con forma humana es una forma cómoda e inteligente de relacionar aquella con alguna cualidad que quisiéramos cultivar. Los seres humanos somos contenedores que tienen también una capa exterior, que es nuestro cuerpo físico. Pues, las estatuas al no tener nada “interior” adentro y encontrarse vacías, pues al verlas no sentimos ninguna relación con aquellas, podemos trabajar con lo que significará para nosotros y para ello tiene un trabajo de manera que sea luego fácil la relación y nos ayude a entender un patrón de manera más rápida. ¿Interesante cierto?

De la misma manera, cuando estudiamos la teoría o cultivamos, existen muchas herramientas que podemos usar para facilitarnos aquello y hacerlo más efectivo. Así, se pueden observar papeles con inscripciones o “Fu”. Cada uno es un contenedor vacío hasta que éste es llenado con algún trabajo y energía que ayude con alguno u otro aspecto en nuestro desarrollo espiritual. Sin embargo, es una forma inteligente de trabajar con la energía, puesto que según la teoría taoísta del linaje, permite realizar un proceso de energía de una persona hacia afuera y luego que permanezca en ése papel. Posteriormente, el mismo papel puede ser de nuevo transformado a energía quemándolo por ejemplo. Ahora bien, para que todo aquello funcione uno debe de ordenarse al linaje, como es lógico, para que se posea la base del mismo y los símbolos y significado sean efectivos y se activen según cada uno, entendiendo además el porqué de los métodos y no realizarse a ciegas sin saber el propósito.

Es un error, por otro lado, pensar que la magia lo puede hacer a uno millonario o invencible o inclusive impenetrable a espadas, como muchos rituales pretenden hacernos creer, llevando el Taoísmo a una suerte de misticismo oculto y sin sentido. ¡Esto, es un error de ignorancia bastante grave!, puede llevarnos a pensar en mucho esperanzándonos en algo que no existe y, con ello, perder mucho tiempo en nuestra vida. El trabajo con energías o magia es sencillamente el cultivo de nuestro lado espiritual o mágico y que a su vez, puede traer posteriormente, y bajo ciertos requisitos, un cambio en el mundo físico.